Día 5: Battambang y alrededores

Lectura no recomendada a un público perezoso, el resumen de hoy va a ser largo!

Contratamos una excursión en Pomme tour para ver los alrededores de la ciudad en tuk tuk. Nuestro guía se llama Toni y se llama así también en el registro civíl, no es un ព្រះរាជាណាចក្រកម្ពុជា que se hace llamar Toni por los guiris.

Battambang se compone del núcleo urbano “consolidado” y se extiende en una sprawl city a lo largo del río Sangker y sus afluentes. Ésta ciudad dispersa no deja de tener una identidad productiva clara que se superpone al uso residencial. Casa e bottega praticamente. Pasamos la mañana descubriendo centros productivos familiares de todo tipo y probándolo todo, claro. Yo sólo pensaba en bacterias. La verdad por delante.

Producción de fideos de arroz (la mas fascinante):

Bien, debajo de esta tienda a dos aguas con todo el “techo” ennegrecido por el humo, un chico y dos señoras hacen fideos, 400kg al día, desde las 4 de la mañana. El proceso es muy rudimentario, todo hecho a mano, excepto el amasado del arroz fermentado con el agua, que se hace básicamente en una especie de mini hormigonera. Después de varios procesos la masa se pone en un colador y, prensada por el mismo peso del chico, va cayendo al agua hirviente, alimentada por un fuego de leña. Una vez sacados los “fideos eternos“, y sumergidos en agua fría, dos señoras se dedican a cortarlos, enrollandolos en sus manos y haciendo mono-porciones que depositan en una cesta de mimbre forrada por hojas de loto. Claramente los hemos probado, pero bueno, aunque hubiese gallinas y mucha mierda por allí los fideos habían pasado por agua hirviendo (D., T., era quasi sicuro mangiarli…). Los fideos son únicamente para consumo diario, no los secan ni conservan. No soy buena con los vídeos pero mola el ver el proceso, creo.

Sticky rice: chicle de arroz

Al borde del camino te encuentras decenas de puestos. Muchos de ellos hacen el sticky rice, no sé dónde encontrarán el público suficiente para venderlos. El procedimiento: rellenan las cañas de bambú con arroz, leche de coco y habichuelas negras, luego tapan las extremidades con una hoja de plátano hecha una bola. Disponen las cañas en dos filas a dos aguas y encienden el fuego debajo. Al cabo de una hora ha terminado la cocción y pelan la parte exterior de la caña con un hacha de mano, dejando una capa fina que se puede abrir con las manos en forma de “sol”.

Y nada, te lo comes a pellizcos. Saludable, dietético, vegano. Chicle de arroz tal cual. Antonio me ha obligado a comérmelo entero. Puede costar de 0.40 hasta 1 euro (si vas con Toni) dependiendo del diámetro de la caña.

Piscifactoría: mi favorita!!!

Aquí haría falta un botón para los olores. Todos sabemos que el pescado huele a pescado pero aquí lo dejan fermentar dos años para hacer una masa que suelen echarle a los caldos. Así que: el pescado fresco, el pescado fermentando y la basura de pescado. Un mix espectacular.

Lo bonito de todo ésto es que nunca he visto obtener el producto, su elaboración y venta en el mismo sito (la filiera corta). Pescado, elaborado, vendido. Precioso.

Masa de dumplings, otro ‘must’

Las chicas se dan el cambio con sus hermanas que salen del cole. Aquí en Camboya trabajan desde pequeños. El proceso se entiende perfectamente en el vídeo, la coordinación entre las hermanas es digna del engranaje de un reloj suizo!

Destilería de rice wine

Mezclan el arroz con un montón de especias lo dejan macerar un día y luego le añaden agua y lo dejan fermentar. Después de prensarlo se conguerte en el “GIS(?)” una especie de masa compacta, parecida al yeso que luego pasan a la destiladora…

La parte importante de esta sección es que creen que las serpientes dejadas macerar en el vino sean garantía de fertilidad para el hombre. Lo demuestra el hecho que el padre de Toni tomaba mucho rice wine y tuvo 10 hijos! Antonio por el bien de nuestra progenie lo ha tomado. (Bambel, ésto es también para fidelizarte al blog)

Un poco de cultura e historia: Wat Samrong

Esta pagoda del siglo XVIII fue utilizada por los khmeres rojos como prisión y salas de tortura. Los habitantes de Battambang (battambagueños?) la consideran un lugar sagrado para los espíritus de los que fueron asesinados allí. Por esta razón han decidido no restaurarla ni volver a usarla y construir una nueva pagoda en frente de la antigua. Es una pena verla en ruinas en realidad. En este sitio murieron tres de los familiares directos de Toni, tíos y primos.

Pues aquí es cuando Toni ha empezado a contarnos que él tenía dos años cuando, en el medio de las masacres, su familia decidió refugiarse en Tailandia. Estuvieron un mes caminando por la selva, por caminos secundarios, cruzandose con fosas comunes llenas de cuerpos en descomposición. Él se acuerda de los cadáveres por el camino, un niño de dos años. Estuvieron siete años en Tailandia. A la vuelta perdió a causa de las minas dos hermanos y varios conocidos. Ahora Toni vota por un partido opositor al que gobierna, habla de una represión a ellos violenta e incesante, de corrupción institucional, prisión selectiva y asesinatos. Nos ha contado que participó en el 2014 en una manifestación pacífica contra el gobierno, en Phnom Pehn, y que después de unas horas los militares abrieron el fuego contra los manifestantes matando a algunos de ellos. Él dice haber estado cerca de los que murieron. Ahora tiene miedo de hablar de estos temas con los camboyanos. Dice que se cruza de brazos, agacha la cabeza y no vé, no habla y no oye.

Bamboo train: megaturistada

Estaba incluído en el precio, claro. Se trata de una línea de tren que se construyó en los ’90 para el transporte de mercancías. Los paisajes eran muy bonitos, todo hay que decirlo. Monoraiiiil

A comer raticas, es exactamente lo que parece

Death cave y batcave

Hay una formación rocosa en el medio de la planicie. Aquí hay grutas cársicas y unos templos dedicados a Buda que gozan de unas vistas realmente espectaculares. Unas de las grutas fueron utilizadas por los khmeres rojos para arrojar los cadáveres de los opositores. Los murciélagos se han adueñado de otra gruta. Al atardecer y durante casi dos horas (podemos certificar media hora con nuestros ojitos) , empiezan a salir milliones de murciélagos que van a alimentarse a las zonas húmedas (60km de viaje de ida y vuelta cada día!). No tengo fotos decentes de ésto pero es flipante, de verdad!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.